lunes, 30 de julio de 2012

Eugenio Gambetta Gabin Uruguayo denuncia de Venezuela


Exportó cigarros, pide protección a presidente Mujica, El empresario uruguayo Gustavo Maeso le presentó una carta al presidente José Mujica, en la que le pide la protección del gobierno tras sostener que fue estafado por el gobierno de Venezuela, país al que quiso exportar cigarros que fueron en su mayoría incautados.

Maeso dice que su solicitud se ampara en la Constitución, pues fue vulnerado en su derecho de propiedad, honor, seguridad y trabajo. El empresario le pide al mandatario que retenga el pago de Ancap a Pdvsa, a cuenta del monto millonario que se le adeuda y que intervenga para una solución.

En la nota, Maeso sostiene que invirtió en Venezuela luego de un cuidadoso estudio del "Acuerdo para la Promoción y Protección Reciproca de Inversiones" con ese país y que su inversión consistió en exportar y distribuir directamente cigarros en Venezuela de dos marcas uruguayas.

Señala que el gobierno venezolano permitió que comience su emprendimiento para luego, "por intereses particulares y funcionarios del gobierno corruptos", interceptar su inversión, "estafándome como inversor y perjurándome como persona". Acota que se utilizó para perjudicar su emprendimiento comercial a "organismos estatales del gobierno bolivariano" como el Seniat (la DGI de Venezuela).


Maeso señala que todas las actuaciones que realizó para recuperar la mercadería que se le incautó no tuvieron respuesta y que el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) no es un mecanismo efectivo, porque sus fallos no son reconocidos por Venezuela.

El empresario es muy crítico del gobierno de Hugo Chávez, del que sostiene no respeta sus leyes, y afirma que el Estado uruguayo podría terminar siendo responsable por el incumplimiento de acuerdos bilaterales.

Un contador público uruguayo, en base a la información que dio Maeso, realizó un informe preliminar sobre el cálculo del lucro cesante al empresario. El total de la inversión realizada, incluyendo tres contenedores de cigarros, vehículos, campaña publicitaria, despido de personal e instalación de oficinas y depósito, fue de US$ 2.725.000.

Calculando que exportara 12 contenedores de cigarros mensuales de Venezuela durante 15 años, la estimación del lucro cesante asciende a US$ 3.250.800.000.