martes, 31 de julio de 2012

Eugenio Gambetta Gabin Famosos Argentinos en problemas con la ley


Moria Casán no es la única estrella que se vio involucrada en un escándalo policial. El presunto robo de joyas con el que quedó pegada la ex vedette es el episodio más reciente de una saga que lleva varios años.

EUGENIO GAMBETTA GABIN P





El resonante caso que protagoniza por estos días Moria Casán, envuelta en un escándalo por el presunto robo de joyas valuadas en 82 mil dólares, es sin dudas uno de los que más espacio ha recibido por parte de la prensa. Puede que el eco de este supuesto hurto ocurrido en Paragüay dure un largo tiempo, como ocurrió en algunas épocas con otros casos en los que se vieron envueltos famosos de nuestro país.
En ese contexto, el escándalo en el que la diva ortomolecular (o como la han bautizado las malas lenguas en las últimas horas: "hurtomolecular") es apenas el último de una serie de hechos que dieron la vuelta al mundo.





Susana Giménez
En agosto de 1991, la diva de los teléfonos compró por 90 mil dólares un automóvil Mercedes-Benz 500 SEC que había ingresado al país a nombre de un ciudadano con discapacidad física (una ley permitía importar coches sin recargas impositivas), como parte de una maniobra llevada adelante por un grupo empresario. La cupé fue encontrada por la policía escondida bajo fardos de alfalfa en la estancia que Su tiene en la localidad bonaerense de Pilar. “No cometí ningún delito”, insistió Susana, aunque debió pagar 10 mil dólares de fianza para no ir a la cárcel. La causa prescribió en 1996.
Un año después, la rubia de los millones fue procesada por fraude mediante el concurso televisivo “Su llamado”, en un caso que involucró a su novio de entonces, Jorge “Corcho” Rodríguez. el empresario Jorge Born y el ex montonero Rodolfo Galimberti. Se preveía que lo recaudado iría en gran parte para la Fundación Felices los Niños. Sin embargo, se recaudaron 16 millones de pesos y la fundación de Grassi recibió 400 mil pesos.
En la actualidad, Susana se encuentra involucrada en una causa por cheques sin fondos que con su firma habría falsificado su ex novio, el uruguayo Jorge Rama. Por este tema, a la diva le inhibieron una de sus cuentas bancarias en el país vecino y le embargaron “La Mary”, su casa de Punta del Este. Las cifras más verosímiles del caso hablan de alrededor de 300 mil dólares.





Ricardo Darin
Quien fuera novio de Susana Giménez durante los añois 80 y que hoy es el actor más taquillero de la Argentina, vivió en 1991 un caso similar al de la rubia conductora televisiva. En ese entonces, el intérprete fue detenido por el contrabando de un coche importado por el que habría pagado apenas 40 mil dólares (muy por debajo del precio de plaza).





Chaqueño Palavecino y Adolfo Cambiasso
Hace no mucho tiempo, en el año 2007 y por causas similares a las de Susana y Darín, la Justicia sobreseyó al folclorista Oscar "Chaqueño" Palavecino y al polista Adolfo Cambiasso. Ambos, estaban procesados por haber comprado camionetas 4 x 4 más baratas por tratarse de vehículos con franquicias diplomáticas. El cargo era el de “contrabando agravado”. Sin embargo, la Cámara de Apelaciones revocó esas medidas y las cambió por "falta de mérito".
Cambiasso y Palavecino admitieron haber comprado costosas camionetas a precio muy conveniente, pero explicaron que lo habían hecho como compradores “de buena fe”, diciendo que desconocían que los vehículos habían ingresado al país con beneficios aduaneros especiales para el cuerpo diplomático.
Por el caso, el entonces canciller Jorge Taiana ordenó el desplazamiento de su cargo de los funcionarios involucrados en el hecho, luego de que una auditoría interna detectara irregularidades, además de que el escándalo salpìcó a una quincena de diplomáticos extranjeros.





Andrés Calamaro
El músico se vio envuelto en una oscura polémica semanas atrás, cuando en medio de una febril jornada de Twitter, el artista “contó” que hace algunos años, en Madrid, había asesinado a una persona matándola a golpes y abriéndole la cabeza contra el cordón de una vereda. Al día siguiente de semejante post, Calamaro se desdijo. Sin embargo, sus provocaron que un abogado denunciara ante la Justicia al músico por "apología del delito" y presentó un escrito al Consulado General de España en Buenos Aires.
El letrado solicitó que la Justicia española "indague e investigue acerca de la verosimilitud de los graves dichos de Calamaro, pues el supuesto homicidio ocurrió en España, de tal suerte que esta presentación resulta precedente para determinar responsabilidades penales del cantautor mencionado".
Consultado por el mismo medio, el abogado aseguró que "cualquier ciudadano se puede sentir afectado por una persona de relevancia pública que hace apología del delito, que se vanagloria de un hecho penado por la ley en una red social. Es una aberración lo que dijo y es de una irresponsabilidad amplificada por miles. Hay elementos para que declare en la Justicia".
Hasta el momento Calamaro no fue citado a declarar, pero podría suceder de un momento a otro. Mientras tanto, El Salmón sigue twiteando.





Mariana Nannis
La denuncia por el hurto sufrido hace un mes en el Four Seasons de Buenos Aires podría derivar en un caso judicial, ya que la esposa de Claudio Paul Caniggia no sólo quedó implicada en una red de contrabando sino que la cadena hotelera emitió un comunicado para desmentir el robo de sus pertenencias, valuadas en un total de 300 mil dólares.
"Un mes atrás, Four Seasons Hotel Buenos Aires tomó conocimiento de que un huésped invitado por la Sra. Nannis denunció a la Policía haber sido víctima de un supuesto apoderamiento ilícito de objetos de su propiedad", afirmó en un comunicado el lujoso establecimiento, hasta hace poco el “hogar” de la excéntrica rubia y sus bizarros hijos en lo que parecía ser su regreso triunfal al país.
"Four Seasons tomó esta situación con total seriedad y colaboró activamente con las autoridades pertinentes a fin de esclarecer los hechos acontecidos", expresaron las autoridades, al tiempo que aseveraron: "No tenemos información al respecto a qué objetos fueron sustraídos ya que desconocemos los términos de la denuncia presentada. Lo que podemos afirmar es que ni la Sra. Nannis ni la Srita. Caniggia denunciaron ante las autoridades policiales un hurto de objetos de su propiedad", finalizó el mensaje. El caso está en la justicia





Pata Villanueva
En el año 1980, Pata Villanueva, esposa por aquel tiempo del futbolista Alberto Tarantini, se vio tentada en un lujoso comercio de Europa, en el cual, al salir “olvidó” pasar por la caja correspondiente con un suéter, dos sombreros, una bufanda y un saco.
En el momento, y al ser divisada por un guardia de seguridad, la entonces esbelta señora tuvo que pagar el equivalente a dos mil dólares de multa. Cuando volvió a Buenos Aires habló de “complot en su contra”.
Sin embargo, fue apenas el segundo escándalo que involucró a doña Pata, ya que dos años antes, en noviembre de 1978, los reyes de España vinieron de visita a nuestro país. Una noche, la realeza fue homenajeada en el Concejo Deliberante. Pero hubo un problema, ya que cuando la reina Sofía fue a buscar su capa rosada de seda natural, la misma había desaparecido. Al día siguiente, la misma capa “apareció” en la casa de una mujer de lo que entonces ya se conocía como “nuevos ricos de la sociedad porteña”. ¿Adivinen quien?





Silvio Soldán
El popular conductor televisivo fue procesado en el año 2001 por el juez de instrucción porteño Mariano Bergés, quien lo involucró en la causa que por estos días podría enviar 14 años a la cárcel a la falsa médica Giselle Rímolo por los delitos de ejercicio ilegal de la medicina y estafas reiteradas.
Soldán había sido procesado sin prisión preventiva, como posible partícipe necesario de las prácticas non sanctas de Rímolo, quien fue novia del locutor durante varios años.

Además, Soldán sufrió por ese entonces un embargo de 40 mil pesos.